Consultoría Artesana: reflexiones de un principiante.

La verdad es que llevo varias semanas inquieto, replanteándome muchas cosas. He cambiado algunos métodos de trabajo y estoy probando cosas nuevas. Pero no es eso. Después de darle muchas vueltas, he llegado a la conclusión de que estoy descubriendo un mundo nuevo, que sin embargo me resulta muy familiar.

LA CONSULTORÍA ARTESANA

En los últimos meses he conocido a mucha gente interesante a través de sus Blogs y de Twitter. Se trata de una cadena. Cuando conoces a alguien cuyas reflexiones te resultan interesantes y consiguen sacudirte, miras su lista de “Amigos” en Twitter y descubres otr@s del mismo tipo: gente que te ayuda a conocer cosas nuevas y aprender un poco mas para ir introduciéndote en un mundo que es a la vez nuevo y conocido.

He conocido el concepto de la Consultoría Artesana en las últimas semanas de la mano, principalmente, de los asistentes a la I Cumbre Mundial de Consultoría Pretendidamente Artesana (ICMCPA) que se ha celebrado ayer y hoy en Segovia. A algunos de ellos los conozco solo por la red, pero a otros ya he tenido el placer de disfrutarlos en vivo durante el Día del Emprendedor en Valencia, hace poco mas de una semana.

El nombre como digo, era nuevo para mí. Sin embargo, al analizar lo que proponen como punto de partida para la reflexión, me resulta bastante familiar porque es el enfoque que yo he pretendido dar a mi trabajo. Hace algo más de año y medio dejé mi trabajo en una empresa del sector industrial (tras 19 años de carrera profesional) para lanzarme por mi cuenta a la aventura de la Consultoría. Finalmente me decidí (bien aconsejado) por un área muy adecuada a mi perfil y a mis capacidades (La Gestión Estratégica y Business Intelligence) y que no estaba muy extendida en mi zona geográfica de influencia.

Desde entonces, además de promocionar mis servicios y empezar con los primeros proyectos, me he dedicado a cultivar una red de contactos a través de distintas herramientas, compartiendo información y aprendiendo de las experiencias y los conocimientos de los demás.

Estos días, reflexionando sobre el concepto de la Consultoría Artesana, me reafirmo en el camino que he escogido porque considero que la mayoría de las empresas necesitan asesoramiento en muchos temas para los que no están preparadas, pero muy pocas se confían a un consultor por la idea que se tiene habitualmente de ellos: caros y poco dados a aportar soluciones realistas.

Sin embargo, en estos meses que llevo desarrollando mi trabajo, he tenido la satisfacción de poder trabajar en varios proyectos donde he conseguido acercarme tanto a la empresa, que el trato ha sido más de amigo que de consultor.

Porque, al fin y al cabo, qué debería ser un consultor sino alguien que acude cuando lo necesitas, escucha, conversa, pregunta y, finalmente, propone soluciones a tus problemas. No se trata de ofrecer una solución global maquetada en forma de Proyecto, sino de ir paso a paso, resolviendo cuestiones al mismo tiempo que vas conociendo mejor la Organización. Cuanto más adentro llegas, van apareciendo nuevas cosas que solucionar.

Un consultor artesano no te proporciona las soluciones. Se arremanga para ponerse contigo manos a la obra y resolver tus necesidades. Pero no tiene una varita mágica. No sabe de todo. Sin embargo, está dispuesto a aprender todo loposible sobre tus problemas para prestarte la mejor ayuda.

Finalmente, el nivel 2 (bueno 2.0) se sitúa dentro de su red de contactos, donde puede continuar buscando información, conocimiento y colaboración para seguir aportándote soluciones.

Quiero agradecer al equipo de ICMCPA (Alfonso Alcántara, José Miguel Bolívar, Vicent González, Julen Iturbe, Miquel RodríguezCarmen Jasanada, Dolors ReigManel Muntada, Anna Cabañas, Mª Jesús Salido, Nacho Muñoz, Luís-tic616) y a otros innovadores como Amalio rey, la inspiración para detenerme a considerar temas tan importantes como estos, dentro de la vorágine diaria de nuestra vida personal y profesional.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención durante la “Cumbre”, ha sido la capacidad de reacción que han demostrado los asistentes, respondiendo a las preguntas que el domingo les planteaba Amalio Rey en su Blog. Las respuestas no tienen desperdicio.

Espero que estas reflexiones me ayuden a mantenerme en un camino que me gusta, donde disfruto con mi trabajo, y en el que puedo rodearme de gente a la que admiro y con la que compartir mis ideas y reflexiones.

Saludos.
Francisco Páez

Sobre Francisco Páez

Marketing Estratégico, Business Intelligence y Cuadro de Mando Integral. Interim Management. Formación y Consultoría. Ayudando a mejorar la competitividad de las empresas.

, , , ,

6 Responses to Consultoría Artesana: reflexiones de un principiante.

  1. Alberto 03/06/2009 en 00:30 #

    Me alegra que tu decisión te haya llevado por el camino correcto. Confío, sinceramente, que nuestros caminos volverán a cruzarse pronto. Te deseo los mayores éxitos, porque te lo mereces.

  2. Francisco Páez 03/06/2009 en 01:07 #

    Hola Alberto, espero que mas pronto que tarde inicies el “camino” para que podamos cruzarnos de nuevo.
    Es un placer verte comentando por aquí.
    Gracias por pasarte.
    Un abrazo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Consultoría Artesana - Senior Manager - 20/05/2009

    […] propósito de la Consultoría Artesana y lo mucho que he escuchado sobre sus aplicaciones estas últimas […]

  2. Declaración artesana – los sueños de la razón - 29/08/2009

    […] Consultoría Artesana: reflexiones de un principiante (Francisco Páez) […]

  3. El Blog de CMI Gestión » Blog Archive » Declaración Artesana - 31/08/2009

    […] muchas afinidades entre sus reflexiones y lo que yo pensaba, por lo que decidí escribir un post “Consultoría Artesana: reflexiones de un principiante” sobre este […]

Deja un comentario