¡¡ Son las personas, estúpido !!

Aunque me ha llamado la atención muchas veces este tema, resulta que hoy he encontrado otro caso más, que me ha animado a compartir con vosotros esta reflexión.

Nos sucede en muchos ámbitos de la vida.

A saber: con las empresas con las que nos relacionamos (proveedores o clientes, no importa), en las oficinas bancarias, en los supermercados, en la taquilla del cine, en las escuelas de negocio, en fin, en muchos ámbitos de nuestra vida diaria.

Caso 1. Nuestra oficina bancaria

Resulta que estamos encantados con nuestra entidad bancaria de toda la vida (jeje, a veces pasa …. vale, pasaba). El empleado que nos atiende siempre y el director de la oficina nos conocen y nos tratan bién. Nos aconsejan sobre cómo invertir, nos quitan las comisiones, nos escuchan cuando queremos hacer cambios en nuestras cuentas y, de repente, un día, han trasladado a esas personas a otra oficina y hay personal nuevo, que no siente lo mismo por tí, que no se preocupa igual que los anteriores, QUE TE DECEPCIONA. Por consiguiente, aguantas unos meses, a ver si mejora la cosa, pero al final, ¡ decides cambiar de banco ! …..  ¡Pero si el banco no ha cambiado!  ¡ Te sigue ofreciendo los mismos servicios !

¡ Ah, se siente !

oficina_bancaria

Caso 2: Tu supermercado

Estás acostumbrado a ir siempre al mismo supermercado, te suele atender la misma cajera, amable, atenta, te arregla la compra en las bolsas sin machacarte las cosas delicadas poniendo encima las latas, en fin, lo que sería normal.

De repente, llegas un día y hay otra cajera. Ni fu, ni fa. No es lo mismo. Esta, pasa por completo de ayudarte a colocar las cosas en las bolsas. Y si lo hace, coloca con dejadez las latas sobre la bolsa de patatas, el pan o los yogures. Tu sigues yendo una temporada, aguantando su mal humor, sus comentarios despectivos hacia el encargado y demás lindezas con las que te obsequia (ignora). Al final, decides probar suerte en otro supermercado.

cajera-supermercado

Caso 3. Una Escuela de Negocio

Llega un día en que te planteas mejorar tu formación y acudes a una Escuela de Negocios para hacer una Master (suena cómo algo del Universo, ¿a que sí?). Como tu no has estado en ninguna antes, pues te deslumbra. Es el centro del nuevo conocimiento y allí te esperan experiencias antes desconocidas para tí. Te hacen una prueba de acceso, por si no tienes nivel suficiente, pero tu pasas, que para eso eres un campeón.

Después, con el tiempo, empiezan las decepciones. Que si hay profesores que no dan la talla. Que si en tu grupo hay compañer@s que no tienen el nivel para estar ahí, pero ahí están. Que si no hay ningún tipo de evaluación. Que si todo el mundo obtiene su título, haga lo que haga. En fin, decepción. Tu reclamas aquello por lo que has pagado, pero pasas a ser la oveja negra, aunque aportes crítica constructiva. Es lo que tiene ser uno mismo.

Sin embargo, tiempo después, acudes a otra Escuela de Negocios a hacer un seminario y descubres que las cosas son diferentes. Hay otros objetivos, valores de verdad (no solo los del Plan Estratégico). Hay interés verdadero para que los alumnos aprendan. Hay filtro real para la entrada de alumnos. Hay evaluación de profesores. Hay evaluación de alumnos. En fin, no hay color.

Conclusión

Al final, después de reflexionar un poco sobre el tema, te das cuenta de que lo importante, lo valioso, lo diferenciador en las organizaciones, son las personas.

Da igual que sea el empleado de una oficina bancaria, la cajera de un supermercado o el Director de una Escuela de Negocios. Cada uno, en su puesto, con más o menos responsabilidad, con más o menos formación, con mayor o menor salario, tiene en sus manos la capacidad de elegir su actitud en la vida. Y con ella, influir en la vida de los demás, haciéndosela más agradable, más estimulante, más fructífera …… o más desgraciada.

Y tú, ¿ has elegido ya tu actitud?

Saludos.
Francisco Páez

Sobre Francisco Páez

Marketing Estratégico, Business Intelligence y Cuadro de Mando Integral. Interim Management. Formación y Consultoría. Ayudando a mejorar la competitividad de las empresas.

,

8 Responses to ¡¡ Son las personas, estúpido !!

  1. Juan Martínez de Salinas 29/09/2009 en 08:35 #

    Hola Francisco,

    Excelente post.

    La verdad que la calidad del servicio no sólo la da el servicio sino que influye mucho la atención prestada por la persona que te atiende como bien lo reflejas con los ejemplos del post. Se debe de formar más a la gente y seleccionar a personas que sean unos profesionales de la atención especializada y personal cosa que cada vez se esta perdiendo más.

    Saludos,

    Juan

  2. cumClavis 29/09/2009 en 09:04 #

    Cansado ya de estar harto ya me cansé :)) y con ello de ir valorando actitudes. He decidido adoptar la mía própia y enfocarla en el sentido que más placer me da: en positivo. De esta manera el “entorno” se me aparece mejor y, cosa curiosa, la respuesta puede llegar a ser la misma…
    Bueno el post!
    Saludos
    .-= Último blog de cumClavis ..En torno a la Administración 2.0… =-.

  3. Rubén Calvo 29/09/2009 en 09:32 #

    Muy acertado el post Francisco, al final todo se resume en eso, en personas, las empresas y cualquier organismo funciona gracias a las personas.

    Las empresas que miman a los empleados y los tratan bien tienen un valor seguro dentro de la empresa. No solo hablarán bien de la empresa sino que realizarán sus tareas más motivados.

    Y todo esto lleva a la atención personalizada como comentas, cuando llegas a cualquier sitio y te atienden por tu nombre y son agradables eso no tiene precio.

    Un saludo.

  4. marialu 29/09/2009 en 15:26 #

    Verdades como puños que se suele decir ¿no?. Pero no es el futuro… cuanto mayor y más poderosa es una empresa mejor es el departamento de DESATENCIÓN AL CLIENTE del que dispone , como ejemplo Iberia o cualquier compañía de telefonía ,donde es imposible que te atiendan personalmente. El futuro= on-line system (no claims system.

    La persona amable sustituida en cualquiera de los ejemplos se ha convertido en una rara avis y tiene una vida efímera. No dura nada en su puesto porque no interesa. El otro día recibi un power point de una ranita que si se la cuece poco a poco ni se da cuenta. Algo así Francisco es lo que ocurre, son cambios muy lentos… (voy a ver si lo cuelgo por aquí)

    Me ha parecido sumamente interesante… gracias

  5. Francisco Páez 29/09/2009 en 18:05 #

    @Juan, @Manel, @Rubén, @Marialu, gracias por vuestros comentarios. El verlos aquí me reafirma en lo lejos que están muchas empresas del ideal de gestión de las personas.

    Como bien comentáis, falta mucha formación para conseguir que las personas amen su trabajo y disfruten haciéndolo.

    Me alegro de veros por aquí. Gracias por aportar.

    Un abrazo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 29/09/2009

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Aunque me ha llamado la atención muchas veces este tema, resulta que hoy he encontrado otro caso más, que me ha animado a compartir con vosotros esta reflexión. Nos sucede en muchos ámbitos de la vida. A saber: con las empr…

  2. El Blog de CMI Gestión » Blog Archive » Reflexiones positivas para cerrar el año 2009 - 31/12/2009

    […] embargo, para mí, la principal diferencia de este año 2009, cómo ya comentaba en este artículo,  han sido las personas. He tenido ocasión de conocer a muchas personas a través, […]

Deja un comentario