Sobre emprender (I): la edad adecuada

Como las vacaciones ayudan a la meditación, quiero iniciar este retorno con el primer artículo de una serie denominada “Sobre emprender”, en los que iré comentando algunos aspectos que me parecen interesantes a modo de reflexiones.Cuando hablo con personas que tienen en la cabeza la idea de emprender alguna aventura empresarial, más pronto o más tarde, surge el tema de la edad.

Hay quien te dice que a su edad ya no es momento de emprender, que se le pasó la época. Otros alegan que son muy jóvenes para emprender.

Sin embargo, considero que en esto de emprender pasa un poco como en lo de ser padre:

Si tienes los niños muy joven te pierdes muchas cosas de las que hace la gente soltera a esas edades: fiestas, viajes, aventuras y locuras varias. Por contra, cuando los niños son mayores tu todavía eres lo bastante joven para disfrutar de la vida y estás activo laboralmente.

Si esperas para tener hijos, disfrutas de mucha vida social de joven y te da tiempo de hacer todas las locuras antes de afrontar las responsabilidades de padre. Por contra, cuando tus hijos sean mayores es probable que ya estés jubilado y que no te apetezcan muchas aventuras. Eso dependerá de la salud que tengas.

Con lo de emprender tenemos también los dos extremos:

Aquellos que hemos iniciado nuestra andadura emprendedora cerca de los 40 tenemos la ventaja de la formación y la amplia experiencia profesional acumulada en nuestros años de trabajo por cuenta ajena. A esto hay que añadir también que tenemos (en teoría) más desarrollado el “sentido común”, lo que nos debería permitir ser más juiciosos a la hora de emprender.

Los que emprenden desde muy temprana edad (entre los 15 y los 25 años) carecen de la experiencia que proporcionan los años, pero también carecen de los numerosos prejuicios que acumulamos con la edad. Otra de las ventajas de los emprendedores jóvenes es que nacen inmersos en las nuevas tecnologías. Solo se dice que algo es tecnología si ha nacido después que nosotros.

Un aspecto que influye mucho en las decisiones que se toman al emprender son los riesgos. Los emprendedores jóvenes no suelen tener que mantener una familia, sino que lo más probable es que vivan con sus padres. Esto es una ventaja sustancial a la hora de afrontar un fracaso.

Los jóvenes suelen tener menos miedo porque desconocen los peligros reales de algunas de sus acciones.

“Lo hicieron porque no sabían que era imposible”

El entorno es otro de los temas que diferencia al emprendedor joven. La presión a la que suelen estar sometidos los emprendedores desde su entorno más cercano (familia, amigos, compañeros) hace menos mella en los jóvenes, que tienen menos que perder.

Para un emprendedor cercano a los 40 años la decisión de emprender conlleva dejar un puesto de trabajo relativamente seguro, bien remunerado y con cierta antigüedad, mientras que para los jóvenes suele ser su primera ocupación.

Si tu proyecto te lleva fuera de nuestras fronteras las raíces cobran mucha fuerza. Las que mantenemos con nuestros padres y hermanos son más elásticas, pero si tienes pareja e hijos esas raíces suelen condicionar nuestras decisiones.

Otra de las diferencias proviene de la “cultura inmobiliaria” de nuestro país, donde la mayoría de la gente se compra una vivienda a través de una hipoteca del tipo “paratodalavida”. La gente joven todavía no ha entrado en ese ciclo pues es necesario un trabajo y una nómina para que te aprueben una hipoteca. Sin embargo, los que ya la tienen cuentan con un lastre más a la hora de emprender fuera de nuestras fronteras.

Por lo tanto, desde mi punto de vista, la edad no es un elemento importante a la hora de emprender. A cada uno le llega el momento cuando le llega y tendrá que afrontar su parte de “pros” y de “contras” en función, no tanto de la edad, sino de sus circunstancias personales y familiares.

Para mí, lo más importante es la ilusión con la que uno afronte ese reto que tiene por delante. Si tiene la suerte de contar con el apoyo de su entorno puede considerarse afortunado, si no, deberá ser todavía más persistente y acudir a eventos de emprendedores como el Iniciador, a llorar en el hombro de otros colegas.

* Artículos de esta serie:

Sobre Francisco Páez

Marketing Estratégico, Business Intelligence y Cuadro de Mando Integral. Interim Management. Formación y Consultoría. Ayudando a mejorar la competitividad de las empresas.

Suscríbete a los contenidos

Suscríbete a nuestra lista para recibir actualizaciones

, , , ,

5 Responses to Sobre emprender (I): la edad adecuada

  1. Témpora Consultores 30/08/2010 en 17:49 #

    Me ha gusta mucho el artículo Fco. Concretamente sobre este artículo puedo hablar en primera persona, puesto que yo emprendí con 18 años, emprendí con 25 y he emprendido con 43.

    En las tres ocasiones yo he tenido un factor común: la ilusión por lo que hago, poner toda la carne en el asador, vivir por y para el proyecto… pero también ha habido elementos diferenciadores que creo que han sido vitales.

    Creo que la formación en empresa es uno de esos elementos que me ha ayudado a salvar muchas carencias. Al menos a conocerlas y reconocerlas y, por lo tanto a tener la oportunidad de suplirlas.

    Otro aspecto es el humano. No tenía la misma escala de valores a los 18 que a los 45. Ahora, mis acciones estén impregnadas por criterios que atienden a factores humanos que pasaban desapercibidos cuando era más joven.

    …Y por supuesto… la experiencia. ¡¡saber el momento adecuado para frenar o el momento adecuado para acelerar!! ¡¡ saber cuando confiar y cuando desconfiar!!.

    Aun así… estoy en continuo aprendizaje … quiero ser eternamente alumno.

    Saludos.

    • Francisco Páez 30/08/2010 en 18:22 #

      Hola José Manuel,
      Me alegro de que te haya gustado el artículo. Espero que me cuentes con un café tus anteriores emprendimientos, de los que no tenía de idea. Sin duda tienes una referencia cruzada magnífica.
      Gracias por dejar un comentario.
      Saludos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Sobre emprender (II) : la mochila que traemos de serie| CMI Gestión, Consultoría Artesana en Alicante - 10/09/2010

    […] comentaba en la primera entrega de esta serie de artículos con reflexiones sobre los emprendedores “Sobre emprender (I): la edad adecuada” , los aspectos relacionados con la edad a la hora de emprender.En esta ocasión quiero continuar la […]

  2. Sobre emprender (II) : la mochila que traemos de serie | Francisco Páez - 16/08/2012

    […] “Sobre emprender (I): la edad adecuada” Tweet […]

Deja un comentario