Luchando contra la mediocridad

Ultimamente tengo la sensación de pasarme el día luchando contra la mediocridad.

Antes de la crisis, la mayoría de las empresas de nuestro país eran mediocres. Seamos realistas, pocas empresas han destacado por su brillantez. Las encuestas de clima laboral, si reflejaran la realidad, hablarían sobre lo que piensan la mayoría de los empleados de las mismas: yo aquí vengo a hacer mis 8 horas con el menor desgaste posible y luego a hacer lo que me gusta.

“Tu haces como que me pagas y yo hago como que trabajo”

El tejido empresarial está formado principalmente por PYMEs, micro-PYMEs y autónomos, con una cultura empresarial anclada en el pasado, con directivos y propietarios con baja formación en Gestión Empresarial y con la tradicional picaresca española en cuanto a las inversiones y las subvenciones.

Ovejas

Ahora, con este panorama de 4 años de crisis sistémica que está machacando el tejido empresarial, seguimos sin aprender las lecciones más importantes acerca de la supervivencia y el resultado de hacer las cosas con prudencia, incluso en época de vacas gordas:

  • De dotar a las empresas de los medios necesarios para ser competitivos en el mundo actual.
  • De la importancia de cuidar la formación del personal.
  • De actualizar la cultura empresarial.
  • De pensar a lo grande, en global, aunque nuestro negocio sea local.
  • De lo destructivos que son muchos directivos y propietarios con sus equipos.

En mi trabajo diario, tanto en consultoría cómo en formación, me encuentro con tanta mediocridad en muchas empresas e instituciones, que a veces pienso que no vale la pena luchar por ellas.

Soy mediocre

Empresas con tantas carencias organizativas que no sabes por donde empezar y gerentes que dicen que la consultoría es cara y que los consultores solo cuentan cuentos.

Empresas que dejan perder todos los años los créditos de formación de la Fundación Tripartita porque los empleados no necesitan formación.

Empresas que siempre eligen los presupuestos más baratos para cualquier cosa nueva que se vaya a hacer en la empresa:

  • el consultor de organización, TIC o Redes Sociales más barato
  • el diseñador más barato
  • la empresa de desarrollo Web más barata
  • el software ERP, CRM, etc, más barato

y después se quejan de que no valía la pena invertir en esas mejoras porque no se obtienen los resultados deseados. Es lo que tiene elegir siempre por precio.

Programas formativos mediocres con ponentes mediocres, objetivos mediocres y gestores mediocres.

Cuando intentas hacer algo innovador te conviertes en una fuente de problemas. “Debes ser cómo los demás”, te dicen. “Es la primera vez que tenemos problemas con un coordinador, todos hacen lo que les decimos”.

Diferente

Como intentes salirte del círculo de la mediocridad empiezas a destacar, y eso es peligroso. Podrías inducir a los demás a darse cuenta de que trabajan en un entorno de mediocridad y dejar en evidencia a la “Institución” de turno.

Aunque este post pueda parecer de queja, no lo es. Al contrario, lo que persigo es despertar la conciencia de que podemos dejar de ser mediocres. De que podemos volver a ser un país de referencia en lugar de estar a la cola en todas las listas posibles.

Tenemos en nuestras manos, cada uno de nosotros, la oportunidad de romper con la mediocridad. Mejorar nuestra formación, pero en serio, planteándonos un objetivo claro, para conseguir mejorar las empresas y organizaciones desde la base, en plan bottom-up, cómo dice a menudo Amalio Rey.

 

 

 

Sobre Francisco Páez

Marketing Estratégico, Business Intelligence y Cuadro de Mando Integral. Interim Management. Formación y Consultoría. Ayudando a mejorar la competitividad de las empresas.

25 Responses to Luchando contra la mediocridad

  1. Gabriel Expósito 30/06/2011 en 08:45 #

    Estoy de acuerdo contigo, la mediocridad es como un agujero negro que nos va absorbiendo poco a poco. Empieza por los dirigentes que no son capaces de transmitir la motivación para progresar día a día y acaba engulllendo al personal, cerrando puertas a inicativas e inquietudes que se salgan del comportamiento habitual. El resultado ya lo conocemos todos, mediocridad que no hace sino alimentar el pesimismo existente. Menos mal, que aunque pocos, siguen existiendo algunos RAROS que se salen de lo común y que con mayor o menor fortuna intentan cambiar día a día el panorama actual no dejandose llevar por la corriente. Enhorabuena Francicos por uno de ellos.
    Saludos.

    • Francisco Páez 01/07/2011 en 19:23 #

      Hola Gabriel, me ha gustado el concepto de agujero negro que absorbe nuestra voluntad de hacer las cosas bien.
      Seguiremos luchando para cambiar eso. Gracias por pasarte y comentar.

    • José Ignacio 08/08/2011 en 17:48 #

      Me quedaré con estas ideas:

      ■De la importancia de cuidar la formación del personal.
      ■De actualizar la cultura empresarial.
      ■De pensar a lo grande, en global, aunque nuestro negocio sea local.
      ■De lo destructivos que son muchos directivos y propietarios con sus equipos.
      Las demás ideas son buenas pero estas para mi empresa han sido los pilares para crecer.
      Gracias una vez más por tu asesoramiento. Un saludo

  2. Juan Enrique Acevedo 02/07/2011 en 19:17 #

    Muy buen post Francisco, que refleja fielmente la dura realidad que nos encontramos…

    • Francisco Páez 03/07/2011 en 13:22 #

      Gracias, Juan Enrique, seguiremos luchando :)

  3. JOAQUIN Garrido 03/07/2011 en 23:53 #

    En tu lucha contra la mediocridad define con claridad al enemigo ya que esta eso tan español que dice “Para gustos los colores” y lo que para uno es malo para otro es fenomenal. Defiende lo que crees pero asegurate que no sea la única opción.

  4. Belén Claver 04/07/2011 en 20:00 #

    Afortunadamente, después de días de trabajo como hoy, aún la esperanza no se da por perdida, sólo hay que buscar gente con la que navegar en los océanos azules.

    Gran post.

  5. Roberto Espinosa 08/07/2011 en 10:14 #

    Hace poco hablé de la mediocridad aquí
    http://www.elblogdelcanal.com/blog/2011/06/28/everything-is-average-nowadays/
    Eso sí, desde el punto de vista del producto
    Buena entrada, no conocía tu blog, lo empezaré a seguir a partir de ahora
    Saludos!
    @resbla

    • Francisco Páez 08/07/2011 en 23:58 #

      Hola Roberto, me alegro de que te haya gustado el post y de que vuelvas de vez en cuando.

      Estoy de acuerdo con lo que dices en tu artículo de que la demanda se ha posicionado en los extremos, gama de entrada o gama alta, y eso es muy peligroso para la innovación.

      Saludos.

  6. Empecemos a pensar en grande y dejemosnos de una vez de mediocridades by @franciscopaez. http://fb.me/18HJ4vlLG

  7. Viscoform (@viscoform) 26/07/2011 en 08:40 #

    Buenos dias….Luchemos contra la mediocridad.. .http://j.mp/ntsyq0 by @franciscopaez

  8. Empar Fayos 26/07/2011 en 08:56 #

    Cuando alguien se sale de la mediocridad establecida y aceptada como norma no escrita en este país pasa lo siguiente…… primero te ignoran, pasa el tiempo y se burlan de ti……. y luego viendo lo que haces ya pasan a la acción y te atacan y agreden directamente, así están las cosas. Si no haces las cosas según la mediocridad establecida, eres el blanco de muchas iras !! Siento decirlo pero es totalmente cierto.

    • Francisco Páez 26/07/2011 en 10:29 #

      Hola Empar, se nota que hablas desde la experiencia personal. Nosotros seguiremos trabajando duro para mejorar lo que esté en nuestra mano, inmunes a las críticas y los desprecios :)

      Me alegra mucho verte por aquí. Un abrazo fuerte.

  9. Salvador Pastor 26/07/2011 en 09:16 #

    Hola Paco, hace tiempo que no entraba por tu blog, y el comentario de Empar (a la que sí que sigo habitualmente) me ha llevado hasta él. Enhorabuena por reflejar tan adecuadamente lo que muchos compartimos. Creo que en este terreno los consultores que creemos que las cosas pueden ir cambiando poco a poco, hemos de mantenernos firmes (aunque sea difícil en estos tiempos de crisis), y decirles a nuestros clientes, no lo que quieren oír, sino lo que pensamos que debemos decirles para que puedan mejorar, aunque eso nos haga perder algún encargo. Sigue así, saludos. Salva.

    • Francisco Páez 26/07/2011 en 10:31 #

      Hola Salvador, me alegro de verte por aquí y de que compartas la filosofía de este post. Un abrazo.

  10. Isidro Pérez 09/11/2012 en 13:57 #

    Muy buen artículo Fran! Totalmente de acuerdo en muchas de las cosas que comentas, aquí te dejo mi pequeña aportación en tres palabras:

    FUERZA para cambiar todo aquello que se pueda cambiar y mejorar.
    PACIENCIA para lo que no podemos cambiar
    SABIDURÍA para aprender diferenciarlo 😉

    Un fuerte abrazo!

  11. Francisco Páez 11/11/2012 en 00:22 #

    Hola Isidro,

    Gracias por tu aportación. Me gusta mucho ese triunvirato: fuerza, paciencia y sabiduría :)

    Un abrazo.

  12. Ainhoa Julián 11/11/2012 en 16:06 #

    Muy bueno el artículo Francisco. Coincido totalmente contigo en muchos aspectos del post, sobre todo el “Como intentes salirte del círculo de la mediocridad empiezas a destacar, y eso es peligroso.” No pasa solamente en las empresas, también pasa en las universidades y escuelas. Es cierto que está en nuestras manos cambiarlo, pero para ello hace falta el entorno adecuado y las ganas suficientes. También hay que decir que hay empresas (afortunadamente) en las que esta norma no se cumple y se trabaja muy a gusto, hay que sentirse muy afortunado entonces.
    Un saludo!!

  13. Francisco Páez 12/11/2012 en 18:37 #

    Hola Ainhoa,

    Efectivamente la lucha contra la mediocridad no se limita a las empresas, como tu bien dices. Tenemos que mantenerla en los demás entornos y seguir creyendo que podemos mejorar el mundo.
    Con respecto a las empresas en las que esta norma no se cumple, son mis preferidas para colaborar con ellos 😉

    Un saludo y gracias por pasarte y comentar

Deja un comentario